lunes, 24 de febrero de 2014

El mapa del tiempo, de Félix J. Palma

¡Hola a todos! El día de hoy les traigo la novela que, por ahora, se ha convertido en el único libro de este año al que le he puesto el diez...

Comienza así...
A Andrew Harrington le hubiese gustado poder morir más de una vez para no tener que escoger una única pistola entre las muchas que su padre atesoraba en una de las vitrinas del salón.

Alianza Editorial ~ 668 páginas
Primera parte de una trilogía

Londres, 1896. Innumerables inventos hacen creer al hombre que la ciencia es capaz de conseguir lo imposible, como demuestra la aparición de la empresa de Viajes Temporales Murray, que abre sus puertas dispuesta a hacer realidad el sueño más codiciado de la humanidad: viajar en el tiempo, un anhelo que el escritor H.G. W ells había despertado un año antes con su novela La máquina del tiempo. De repente, el hombre del siglo XIX tiene la posibilidad de viajar al año 2000, como hace Claire Haggerty, quien vivirá una historia de amor a través del tiempo con un hombre del futuro. Pero no todos desean ver el mañana. Andrew Harrington pretende viajar al pasado, a 1888, para salvar a su amada de las garras de Jack el Destripador. Y el propio H.G. Wells sufrirá los riesgos de los viajes temporales cuando un misterioso viajero llegue a su época con la intención de asesinarlo y arrebatarle la autoría de una novela, obligándolo a emprender una desesperada huida a través de los siglos. Pero, ¿qué ocurre si cambiamos el pasaqdo? ¿Puede reescribirse la Historia?

Hace años me lo recomendó una amiga, así que cuando fui a la #BLC2012 y supe que el escritor estaba firmándolo, le pedí a mis queridas Elenaidhunita y MariCarmen que me consiguieran la firma de este (pues yo tenía que coger el avión para volver a Canarias), y las muy genialosas me hicieron el favor (aunque estuvieron a punto de perder el tren).

Lo primero que llama la atención, a parte de su sipnosis, es la forma de narrar la historia. ¡Y es que el narrador interactúa con los lectores! De esta forma, el escritor nos acompaña durante todo el trayecto y juega con nosotros. Me ha parecido muy original e interesante, a la par que estimulante. 
Dejemos por tanto a Harold, del que ni siquiera me atrevo a decir si volverá a aparecer en algún recodo de esta historia, pues muchos son los personajes que por ella transitirán...
La novela está compuesta por tres partes y en cada una de ellas se relata la historia de un personaje distinto, aunque comparten un mismo escenario: el Londres victoriano. Otra de las razones por las que disfruté tanto con la novela. El verano que empecé a leer la novela viví durante una temporada en la ciudad, así que pude ver allí lugares donde transcurría la historia (como Whitechapel, que visité solo porque salía en la novela). Durante casi un año y medio estuve sin continuar con la lectura, pero simplemente porque al mudarme se perdió en las cajas, por lo que cuanto lo encontré de nuevo a principios de este mes, los protagonistas visitaban partes de la ciudad en la que yo había estado ya *_____*. Además, otro detalle interesante de la novela es la aparición de personajes famosos de la época, como Jack el Destripador, H.G. Wells, Bram Stoker...
 
Luego está la pluma del escritor, a través de la cual demuestra lo mucho que domina el español, con frases tan creativas y reflexiones tan ciertas, que obliga al lector a sonreír y meditar unos momentos. Como me dijo mi amiga cuando me recomendó la novela, el autor hace el amor a las palabras que conforman su novela.

La respuesta era obvia: el paso del tiempo, que convertía el borboteo del presente en aquel cuadro terminado e inalterable llamado pasado, un lienzo que el hombre siempre pintaba a ciegas, con unas pinceladas erráticas que solo cobraban sentido cuando se alejaba de él lo suficiente para admirarlo en su conjunto.

No obstante, donde realmente sobresale esta novela es en la inventiva y la imaginación desbordante de la que hace gala el escritor gaditano. Ole, ole y ole. Sin duda alguna, uno de los escritores con más talento y más originales del panorama actual español. No me extraña que ganara un premio por la novela, ¡poco me parece, pues este escritor debería ser muchísimo más conocido! 

Por si todo esto fuera poco, la novela está llena de sorpresas, que dejarán al lector boquiabierto y con la sensación de que ha sido manipulado vilmente por el autor (en el buen sentido de la expresión). Y, cuando crees que ya vas conociendo la ingeniosa mente del andaluz, ¡te vuelve a ver la cara de tonta! No sé a ustedes, pero a mí me encanta que el escritor de una novela consiga ese efecto en mí, sobre todo porque yo analizo tanto las escenas de una novela que muy pocas veces me cogen desprevenida (y menos con las tramas tan trilladas y predecibles que solemos ver hoy en día en la literatura contemporánea), así que yo me quito el sombrero ante el autor.

En cuanto al final, es de esos finales en los que terminas mirando al techo, sonriendo ligeramente, con la satisfacción de haber terminado una buena novela.

Y bueno, creo que no puedo decir más sin desvelar cosas importantes de la novela. Eso sí, yo recomendaría leer la novela con toda la concentración posible, es decir, sin compartir el tiempo con otras novelas. El tema de los viajes temporales es complejo, por lo que hay que leer atentamente para comprender la trama por completo. A eso hay que sumarle que la forma de escribir del Félix J. Palma es pausada, con oraciones largas y reflexivas, por lo que, como ya he dicho, hay que leer la novela con tranquilidad y sin agobios.

En definitiva, por si no he sido lo suficientemente clara, lo pondré en mayúscula par que puedan entender lo que ha sido para mí El mapa del tiempo... ¿QUÉ HACES CON TU VIDA SI AÚN NO HAS LEÍDO SEMEJANTE OBRA MAESTRA?

A ver si puedo hacerme pronto con la segunda parte, El mapa del cielo, que me han dicho que es tan buena como su predecesora. Menos mal que tengo El menor espectáculo del mundo, una recopilación de cuentos del escritor en la estantería que compré en un mercadillo de Madrid en la #BLC2013 *__*

PD: ¡el miércoles traeré la entrevista que le hice al escritor hace unos días! No se la pierdan =)
¡Premio Yo leo, Yo comento!

¿Qué era el tiempo si nadie podía medirlo, si nada podía acusar su paso? El tiempo solo se mostraba en las hojas secas, en las heridas que cicatrizaban, en la carcoma que devoraba, en el óxido que se extendía, y en los corazones que se cansaban. Si nadie estaba allí para señalarlo, el tiempo no era nada, absolutamente nada. 

9 comentarios:

Mike dijo...

Te odio TANTÍSIMO por tener este libro *______*
Algún día lo leeré <333333

Estefania dijo...

Tengo que decir que yo no lo conocía :S
Pero me ha llamado muchísimo la atención!
Besitos, Place of Dreams^^

Clara C. L. dijo...

Tengo tanto éste como El mapa del cielo esperando en mi estantería, y después de este pedazo de reseña, me lo voy a leer pero que ya. ¡Besos!

Pasarán las Horas dijo...

Siempre he querido leerlo pero me hablaron mal de el y ahora siempre lo aplazo¡ahora me has despertado la curiosidad de nuevo!
Gracias por la reseña
Besos!

Julia Torralba dijo...

Guau! No había oído hablar de él pero por lo que veo no sé qué hago con mi vida si no lo leo. Si tiene un diez tengo que hacerte caso y leerlo, así que lo pongo en la lista de pendientes pero ya, porque me has puesto los dientes larguísimos! Espero con ganas la entrevista!
Besotes, preciosa!

Tania dijo...

Pues la verdad es que no conocía ni al autor ni al libro. Pero, como solemos coincidir, me lo apunto :)

Marina García dijo...

Mátame ya, Aineric, porque lo tengo en casa desde que salió en bolsillo. A ver si me animo a leerlo de una vez por todas, que veo que me estoy perdiendo un gran novela. Un beso.

esa estrella... dijo...

Pues apuntado queda ^^ Muchas gracias por tu reseña guapa ;)

besitos<3

Fesaro dijo...

Un libro que tengo interes en leer

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

©Yo leo, yo comento plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

ARRIBA