sábado, 20 de octubre de 2012

Quédate a mi lado, de Noelia Amarillo

Hoy traigo la reseña de un libro que me ha conquistado, un joyita nada típica... ¡Y todo gracias a la generosa @papalbina, que me prestó el libro!

Comienza así...

Dicen que la primera impresión es la que cuenta… 

La primera vez que Nuria vio a Jared fue una tarde lluviosa de febrero. Estaba colocando madejas de lana, hilos de perlé y telas de lino y panamá en sus correspondientes estantes mientras su abuela se afanaba en limpiar el inexistente polvo de cada cuadro de punto de cruz o ganchillo que adornaba las paredes.
 
Una tarde como otra cualquiera, Dolores y Nuria se encuentran en su tienda, cuando entra un vagabundo preguntando por trabajo. Ese suceso podría ser olvidado si no fuera porque Dolores, la abuela de Nuria, lo ayuda, en contra de la voluntad de la nieta. Poco a poco, la actitud de la joven respecto al joven sin techo va cambiando.

Esta no es la típica historia de chica conoce chico, o chico rico y perfecto se enamora de la tontita de turno, no. Es mucho más profundo, mágico e interesante.

Me ha encantado la historia, de verdad. Que el protagonista masculino de una novela romántica sea un vagabundo y aún así te cautive es MUY difícil. Y eso lo ha conseguido la escritora, Noelia Amarillo.

Arriesgarse de esta forma con una historia así, cuando ahora están de moda esos protas cuasiperfectos y ricachones, tiene mérito. Mucho mérito.

La historia está narrada en apenas 160 páginas, por lo que se lee en una sentada. La novela está dividida en 13 capítulos (en los que todos empiezan con reflexiones muy interesante) y un epílogo, contados en tercera persona, alternando entre Jared y Nuria, lo que nos permite conocer los sentimientos de ambos protagonistas.

Nuria me ha caído bien y me ha gustado la evolución de su conducta para con Jared, aunque puede que peque de demasiado drástica. 

Jared se ha convertido en uno de mis personajes masculinos favoritos, pues le coges cariño en seguida al personaje. Es un chico tranquilo, trabajador y dulce que te enamorará. Sin embargo, uno de sus peores defectos es el poco amor que siente por sí mismo, aunque natural si tenemos en cuenta la situación a la que ha llegado.

El estilo de la escritora es ágil, sencillo y ágil, aunque algunas veces, sobre todo cuando emplea la visión de Jared es quizás un nivel demasiado alto para alguien de su condición. Aún así, en ningún momento la historia aburre.

Algo que no me esperaba en la historia y que quizá sobrara un poco, fue las escenas de cama. Todo me pareció demasiado...precipitado. En seguida saltó la pasión entre ellos dos, sin que vieramos esa conexión o amistad entre los protagonistas. Además, las metáforas y eufemismos que emplea la autora para describir los encuentros entre los dos me resultó algo cursi. Hubo cierta frase que hizo que soltara una carcajada, y claro, eso rompió la seriedad que era necesaria en ese momento.

Debido a la poca extensión de la novela, algunas tramas adolecen de la profundidad que exigen una trama como esta. La historia, aunque parte de una base muy interesante, se queda en nada al resolverse tan rápidamente, casi sin la evolución pertinente. Podría haber tenido mucha más profundidad, especialmente en los protagonistas, ya que parece casi un cuento de hadas.

De todas formas, la novela me ha parecido muy interesante, ya que tantea temas que nos hará reflexionar sobre cosas que, para muchos (y me incluyo a mí misma), son prácticamente invisibles. Nos hará pensar en esas personas que viven en la calle, a no prejuzgarlas o despreciarlas, y ese me parece un mensaje muy importante. Y también, de una forma secundaria, a lo mejor, concienciarnos del daño que los humanos hacemos a nuestro planeta Tierra.

En resumidas cuentas, Quédate a mi lado es una historía atípica en el tema, pero algo típica en el desarollo, que nos emocionará y nos concienciará de muchos problemas de nuestra sociedad. Una lectura puede que ligera debido a su extensión, pero profunda en el mensaje que transmite. ¡Estoy segura de que repetiré con esta escritora!

[3.5 en realidad]

Dicen que quien tiene un amigo tiene un tesoro. Yo digo que quien tiende una mano a un desconocido es en sí mismo el mayor de los tesoros.

9 comentarios:

esa estrella... dijo...

No pinta mal ;) Gracias por la reseña ^^

besitos<3

Catnip dijo...

No me llama mucho, pero me alegro de que te haya gustado. Gracias por la reseña.
Un besito :3

Laura Camaleón dijo...

Me ha saltado mi impulso comprador *-*. La verdad que ni me había fijado en el libro pero eso de que la prota se enamora de un vagabundo pinta bastante bien ya que no es muy normal verlo en la literatura romántica. ¡Un besote guapa! :3.

Cris Lightwood dijo...

Pues no tiene mala pinta, quizá mire a ver si lo puedo conseguir :)
Muy buena reseña bonita ^^ Un beso =)

Estefania dijo...

Tiene muy buen aspecto!
¡Buena reseña!

besitoss!

papalbina dijo...

pos vale, tendré que leerlo pronto :)

me alegro de que te gustara...

Clara Cañero Lois dijo...

Me llama mucho porque me parece distinto al resto de novelas románticas con las que me he topado. De la autora tengo en mi iPad "Ardiente verano", una novela románica erótica que será lo primero que pruebe de la autora. ¡Un beso!

Aineric dijo...

Yo quiero seguir leyendo libros de esta escritora, así que es posible que ese también me lo lea ^^.

Alba Úriz dijo...

Jolín, te estaba leyendo sin las gafas y todo el rato leía "Nuvia" en lugar de "Nuria". ¡Tamaño de letra del demonio x)!

Esas carencias pesan, pero hay algo que llama del libro. Además, ya sois varias las que recomendáis a la autora, y me está empezando a picar la curiosidad a base de bien ;).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

©Yo leo, yo comento plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

ARRIBA