domingo, 7 de abril de 2013

Pídeme lo que quieras, ahora y siempre, de Megan Maxwell

¡Hola, hola! Por fin les traigo la segunda y última parte de una historia que nos ha gustado a muchos...


Comienza así...

Tras salir de la oficina llego a casa como si me hubieran metido un petardo en el culo.


Después de provocar su despido de la empresa Müller, Judith está dispuesta a alejarse para siempre de Eric Zimmerman. Para ello y para reconducir su vida decide refugiarse en casa de su padre, en Jerez. Atormentado por su marcha, Eric le sigue el rastro. El deseo continúa latente entre ellos y las fantasías sexuales están más vivas que nunca, pero esta vez será Judith quien le imponga sus condiciones, que él acepta por el amor que le profesa.

Todo parece volver a la normalidad, hasta que una llamada inesperada los obliga a interrumpir su reconciliación y desplazarse hasta Munich. Lejos de su entorno, en una ciudad que le resulta hostil y con la aparición del sobrino de Eric, un contratiempo con el que no contaba, la joven deberá decidir si tiene que darle una nueva oportunidad o, por el contrario, comenzar un nuevo futuro sin él. 


NO APTO PARA MENORES DE 18 AÑOS

Y llegó abril y, con él, la esperadísima última parte de la historia de amor de Eric y Judith. Si recuerdan, la primera parte no había acabado bien para nuestros tortolitos...

Eric le dijo cosas muy feas a nuestra Judith y esta, que tiene un temperamento muy fuerte, lo ha mandado a freír espárragos. Sin embargo, con el paso de los días, se arrepiente profundamente de lo ocurrido e intenta recuperarla. Pero nuestra andaluza no le va a poner las cosas claras.

En esta segunda posee menos escenas tórridas (que no peores, ojo) que la anterior, con el objetivo de centrarse más los sentimientos que comparten estos dos peculiares personajes. Y, además, veremos una evolución en su relación.

Si leyeron mi reseña de Pídeme lo que quieras, recordarán que me encantó nuestra protagonsita, Judith, porque es un personaje fuerte, que no se deja avasallar por las demandas de su amante (a diferencia de lo que pasa en la mayoría de novelas eróticas de la actualidad). Sin embargo, en esta entrega, su temperamento y sus decisiones se me hicieron un poco cargantes e irritantes, sinceramente.

Y, curiosamente, estuve más de acuerdo con Eric en varios aspectos y opiniones (detalles que comentaré en la zona de spoilers) que con nuestra Jud.

Respecto a la forma de narrar, sigue presente la característica oralidad de la que hace gala Maxwell a la hora de contar la historia de estos dos. Como dije también en otras reseñas, es uno de sus sellos y, o bien te encanta, o bien lo detestas. Afortunadamente, me encuentro en el primer grupo.

En cuanto a personajes secundarios, recuperaremos a mi querido Björn, a la familia de ambos protas y algunos nuevos individuos, como el apasionado Dexter, que sorprenderá en muchos sentidos a la prota. Aunque, sin duda alguna, el personaje secundario estrella será Flyn, el sobrino de Eric, un niño que meterá en más de un problema a Judith y que no la recibe muy bien en su vida. Protagoniza escenas de todo tipo y tendrá una gran evolución a lo largo de la novela. 

Como ya dije, las escenas eróticas aparecen en menor medida, pero quizás aumentan de calidad, y es que la curiosidad y el morbo de Jud no conoce límites y cambiará en algunos aspectos la de nuestro Zimmerman... Ahí lo dejo.

El final quizás me ha parecido un poco precipitado y pesado, aunque deja al lector con una sonrisa en la cara. También lo comentaré en los spoilers.

~ Spoilers ~ 

Judith se excede en varios momentos, desde mi punto de vista. Aunque esté viviendo con Eric, sigue siendo su casa, así que consultarle algunos cambios me parece lógico. Y lo mismo con la educación de su sobrino. No puede exigirle que haga esto y esto con él, debería hablarlo con él y sugerirle cosas o intentar que se dé cuenta de un par de aspectos, pero no lo que hacía ella. Y lo de la escena del tabaco me ha parecido que quien tenía la razón era Eric. Si Jud tanto quiere cambiar la educación del niño, lo primero que debería hacer es no fumar delante de él. Su actitud en esa escena me ha parecido infantil y perjudicial para el niño. Quizás es que yo soy totalmente antitabaco y por eso comprendo a Eric, pero creo que Flyn tenía razón quejándose de Jud por esa actitud. 

Otra cosa que no me gustó fue que Jud le escondiera tantas cosas a Eric. Vale que el hombre es un poco intrasigente, pero tener secretos con él tampoco es que sea muy inteligente, morenita. 

Lo que no me gustó del final son los puñales que se clavan en las últimas páginas. Ambos se pasan. Jud por tozuda y orgullosa y Eric por no dejar las cosas claras. No sé, me parecía una competición por quién puede hacerle más daño al otro, y no creo que eso sea algo sano. Sin duda, después de todas las cosas que hace Eric para ponerla celosa, yo no hubiera vuelto con él. Me hubiera ido con Björn, que es igual de caliente y más comprensivo y fácil de tratar que señor Gruñón.

~ Fin de los spoilers ~  

En resumidas cuentas, en esta segunda parte hay un equilibrio entre escenas sentimentales y sexuales, lo que consigue que el lector acabe satisfecho. Yo pensaba que sería una trilogía, pero no, ¡es una bilogía, señores! Por una vez, me hubiera gustado lo contrario... Pero no desesperemos, la escritora tiene pensado un libro sobre Bjön, mi personaje favorito de la novela, así que estoy muy contenta. ¡No se pierdan esta preciosa, divertida y sensual bilogía!

EDITADO: hace apenas tres horas, Megan Maxwell ha desvelado que por petición de las fans ¡habrá tercera parte! :)


Dos hombres juegan conmigo y no me dejan moverme, y creo que no lo voy a poder aguantar. Pero sí..., mi cuerpo acepta las sacudidas de placer que todo esto me provoca y, cuando me he corrido, Björn me penetra, y Eric mete su lengua en mi boca.

[¡Agradecimientos a Esencia por el ejemplar!]

13 comentarios:

Ines C dijo...

La verdad es que no he leído ni el primero, y me he saltado media reseña porque no me estaba enterando de nada, pero como sé que te gustan los comentarios, pues aquí tienes uno.
Lo cierto es que no he leído nada de nada de Maxwell aún, aunque estoy por hacerme con uno de sus libros en cuanto pueda. Lo que no sé es por cual empezar, aunque tengo claro que no quiero que sea Pídeme lo que quieras. No sé por qué, pero no me llama nada.
Un beso.

Zoeybird dijo...

Esta bilogía me llama desde el primer momento, pero es que ese precio...
Si hubiese edición de bolsillo ya estaría en mis manos xD

Patry_hennet dijo...

Yo ya leí Pideme lo que quieras y la verdad es que me cargó bastante es estilo de la autora, no me di por vencida y adquirí Deseo concedido, también de Megan Maxwell, que me gustó más por que era una historia sobre highlanders. En sí no me gusta la autora, pero tu reseña me hace querer saber el final de la historia entre Judith y Eric.

Besis

Bambú dijo...

A mi me gustó mucho esta segunda parte y la verdad es que prefería que fuera bilogía ^^ Es uno de los libros que más ganas tenía de leer este 2013 XD

Me ha gustado mucho Flyn y que la historia se vuelva más hogareña. Es cierto que hay menos sexo, pero está bien porque sino podría volverse muy monótono.

A mi tampoco me gustó algunas actitudes de Jud en este libro, me pareció fatal que al final cogiera y besara a Bjon para hacer rabiar a Eric, se pasó tres pueblos!!

En definitiba, una buena bilogía ^^

Saludos

Arsénico dijo...

A pesar de que el primero me gustó, he decidido que este no lo pienso leer. Es que he llegado a un punto de saturación extrema con la erótica. Mi límite acaba de estallar y ha dicho: hasta aquí. Megan me encanta en chick lit, y espero que siga publicando novelas de las que tanto me gustan.

Eso sí, me he leído todos los spoilers y seguro que me habría atacado con estos dos, ¡otra vez! Si es que son tal para cual, xD

¡Un besote!

Kendra dijo...

Hola! Bueno, a mi el libro me gustó aunque no tanto como el primero. Que alegría enterarme de que habrá una tercera parte! La pareja de Jud y Eric me encanta y es bueno saber que podré seguir leyendo sobre ellos.
Leí tu opinión y coincido en casi todo: Jud tuvo algunas actitudes de niña caprichosa que no estuvieron bien y no me gustaba que le ocultara cosas a Eric. Todo eso ocasionó la segunda ruptura y después es él el que nuevamente va a pedirle perdón. Sobre la última parte coincido también: Eric dandole celos en la fiesta y ella simulando hablar por teléfono con otro. Parecían dos chiquilines!
Pero respecto a darle celos al otro, me pareció peor lo que hizo ella, de besar a Bjorn, que es amigo de él y el compañero de tríos.
Pero mas allá de la última parte, el libro merece la pena.
Tiene mucho romanticismo y pasión.

Tania dijo...

Ahora que está muy de moda esto de los libros eróticos, no estaría mal añadir otra saga a mi estantería; esta concretamente me llama mucho la atención :D La reseña está muy bien, hacen a uno querer leer los libros ya! ((los actos ilocutivos es lo que tienen) ;D

M. dijo...

A mí el estilo de la autora no me gusta nada (no soporto que meta canciones de Malú en medio de la narración), pero este libro me gustó mucho más que la primera parte, que me pareció muy mediocre...

Anita dijo...

Ay la verdad es que después de su primera parte tengo unas ganas de leerlo enormes!!!
Me gustó mucho el mundo erótico que creó Megan pero creo que me voy a quedar con eso de que quede más en un segundo plano para que se desarrolle la historia entre ellos.
El notición que dio de que tendrá tercera parte la verdad es que me encanta!!!!

Besitos guapa!! :D

Ale y Quique dijo...

Me encantó!!!! Ellos llaman a los juegos como un "suplemento" a la relación. Me parece genial que cada pareja siempre que sea de mutuo acuerdo hagan lo que le venga en gana en su dormitorio. Yo ya me leí los dos y para mi es una hermosa historia de amor con juegos eróticos. Estoy ansiosa por leer el tercero!!

esa estrella... dijo...

Yo aún tengo pendiente a la autora, pero pronto espero poder leer algo suyo ;)
Gracias por la reseña!!

besitos<3

Cartafol dijo...

Habrá tercera parte,se titulará Pídeme lo que quieras o déjame y ya salió la portada! ;D a mi me gustó mucho más esta segunda parte, mas que la primera, aunque Jud si me pareció demasiado cabezota

Teresa Moro Barrio dijo...

Me parece estupendo que cada uno en su dormitorio juegue como quiera .
Estoy ya esperando la tercera parte.me ha gustado mucho.mas la segunda que la primera parte .

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

©Yo leo, yo comento plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

ARRIBA