lunes, 1 de abril de 2013

La probabilidad estadística del amor a primera vista, de Jennifer E. Smith

Llevaba muchos meses queriendo leer este libro, ya que la trama me llamaba mucho y cuando por fin lo he encontrado, no he tardado nada en zampármelo.

Comienza así...

Podía haber salido de mil maneras distintas.

Hadley ha llegado cuatro minutos tarde, lo que, bien pensado, no parece mucho; una pausa para la publicidad, el descanso entre dos clases, el tiempo que lleva calentar un plato precocinado en el microondas. Cuatro minutos no son nada.Cierra los ojos solo un instante y, cuando los vuelve a abrir, el avión ha desaparecido. Hoy debería ser uno de los peores días en los diecisiete años de la vida de Hadley Sullivan: ha perdido su vuelo por cuatro minutos y ahora está atrapada en el aeropuerto JFK de Nueva York. Llega tarde a la segunda boda de su padre, que se celebrará en Londres, con una mujer a la que Hadley ni siquiera conoce y que pronto se convertirá en su madrastra. Pero entonces conoce al chico perfecto en la atestada sala de espera del aeropuerto.

Yo, de este libro, esperaba mucho más, sinceramente. La historia no está mal, teniendo en cuenta que la historia transcurre en 24 horas. Yo quería esas conversaciones intranscendentales pero que son realmente ingeniosas y bonitas. Esas que, aunque sean tonterías, te unen mucho a la persona con la que hablas. Aunque sea por un momento.

Y sí, las hay, pero en lugar de centrarse en la historia de Oliver y Hadley, profundiza más en la relación de padre-hija. Que, ojo, me parece muy bien, ¡pero no me pongas ese título romántico a la novela si la trama va mayoritariamente enfocada al problema de comunicación entre Hadley y su padre!

Hadley me ha caído bien, aunque he leído por ahí críticas respecto a su actitud a su padre. Sinceramente, yo hubiera sido mucho más cabrona y despiadada con mi padre si éste hubiera actuado de la forma que lo hizo el padre de nuestra protagonista. No habría ido ni a la boda, vamos a ver.

La historia está contada por un narrador en tercera persona omnipresente, que acompaña a lo largo de toda la novela a Hadley, nuestra protagonista americana de 17 años. La verdad es que hubiera perferido que fuera en primera persona, creo que habría quedado mucho mejor de esa forma.

Oliver es un joven inglés universitario que va en el mismo avión que Hadley, y es el encargado de aligerar las siete horas que tardan en cruzar el gran charco. A través de las ingeniosas conversaciones y observaciones de ambos, conoceremos poco a poco cómo son sus vidas y sus creencias respecto a varios temas. La verdad es que son muy divertidas y peculiares y es, sin duda alguna, lo mejor de la novela.

Y eso es lo que me ha fastidiado, que yo quería más conversaciones y menos drama respecto a la boda del padre, Andrew. Y ese tema también me ha parecido muy interesante y emotivo (alguna que otra lágrima eché, si soy sincera), pero no era lo que yo buscaba en este libro. Otra cosa que se podría criticar de la novela es lo predecible que es, pero eso se lo perdono porque es lo normal de este género.

En resumidas cuentas, La probabilidad estadística del amor a primera vista es una novela ligera, divertida y profunda al mismo tiempo. El problema que he encontrado es que ese título no se ajusta, desde mi punto de vista, al contenido de la historia. Sí, hay historia de amor, pero queda más en un segundo plano que en el principal, que es lo que me ha fastidiado y es al razón por la que la novela, al final, ha acabado decepcionándome.


[3.75]

-A ver -dice la mujer rebuscando en su bolso y sacando unos auriculares de gomaespuma—. ¿Cómo os conocisteis vosotros dos?
Hadley y Oliver se intercambian una mirada rápida.
—Pues, aunque no se lo crea —dice Oliver—, fue en un aeropuerto.
—¡Qué bonito! —exclama la mujer con aspecto de estar verdaderamente encantada—. ¿Y cómo fue?
—Bueno... —empieza Oliver enderezándose un poco en su asiento—. Yo fui muy galante y me ofrecí a ayudarla con su maleta. Empezamos a hablar, y una cosa llevó a la otra...
Hadley sonríe.
—Y desde entonces no ha dejado de llevarme la maleta

9 comentarios:

Laura Camaleón dijo...

Como te dije a mí no me parece que profundice más en la relación padre-hija que en Hadley y Oliver sino al revés :P.

poy dijo...

Hombre, pues la verdad es que con esa portada, todo el mundo habría pensado lo que tú. De hecho, yo creía que la novela era 100% romántica, no que trataba sobre la relación padre-hija.
De todos modos, parece que está bien. En este tipo de novelas los diálogos ingeniosos siempre nunca sobran :P
Beeeeeeeeeesos

Eleidhunita dijo...

¡Hola!
Coincido totalmente contigo.
No es que la trama padre-hija no esté bien, pero te lo venden como una historia de amor llena de conversaciones intranscendentales cuando no es en absoluto así.
La autora no sé si ha publicado o va a publicar otro libro con muy buena pinta como este, pero no sé si animarme y darle una oportunidad o no...

Tinuwel dijo...

Pues a mi me pareció 100% romántica. La relación de ambos con sus padres (porque no solo habla de la relacidón del padre de ella...) sirve como de unión entre los dos, ambos están fastidiados por sus padres. Pero desde luego a mi no me pareció para nada que eclipsara la historia de amor, que por otra parte me pareció preciosa, llena de momentos profundos y muy bonitos, y con frases, si no trascendentales, al menos con una carga emotiva que te hace soltar la lagrimilla :D

KaTya dijo...

Lo tengo en la lista de pendientes desde hace mucho pero ¿a quien le hago caso yo ahora?
Mi impresión igualmente es la de 100% romanticismo, pero como leo tanta controversia y diferencia de opiniones voy a tener que hacer borrón y cuenta nueva, que ir con la idea preconcebida desde luego no me anima nadita.

Lis Cheshire dijo...

No me leí el libro, pero el título está genial. Y la verdad, tu reseña me ha servido para poner mi contador a cero y así no llevarme las espectativas por todo lo alto, pues he leído maravillas de este libro.

Clark Kent dijo...

Hola, lo primero es enhorabuena por la reseña, nos ha gustado mucho.

Lo siguiente es una duda que se nos plantea tras leerla, ¿transcurre toda la acción a bordo de un avión y vamos "viendo" flashbacks de ellos en sus vidas separados, antes de conocerse en ese avión? Esa estructura podría ser divertida... pero no entiendo cómo le ponen ese título al libro si como dices se centra más en la relación padre-hija...

En fin, el título nos ha llamado mucho la atención. Lo ponemos en la lista de pendientes.

¡Seguimos tu blog desde ya!

Fadeta_arual dijo...

Desconocía este libro, gracias por compartir y opinar sobre él.

¡¡Nos leemos!!

esa estrella... dijo...

No sé porque nunca lo he leído, pero lo he visto por todas partes :) A ver si lo consigo ;)
Gracias por la reseña!!

besitos<3

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

©Yo leo, yo comento plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

ARRIBA