lunes, 20 de junio de 2011

La edad de la ira, de Fernando J. López

Haciéndole un huequito en mi apretada agenda prePAU, he tenido la oportunidad de leerme uno de los libros que más me ha gustado en lo que llevo de post-segundo de Bachillerato. Así que aquí les traigo la reseña.

 Marcos era un chico querido por todos cuando, de repente, una trágico domingo asesina a su padre y ataca a dos de sus tres hermanos, uno de ellos en coma desde entonces. 

El dramático episodio marca a todas las personas que lo conocieron, que no entiende como un chico tan simpático y amigo de sus amigos pudo convertirse en un asesino.

Un periodista intentará llegar al fondo de todo este asunto yendo al instituto donde el joven cursaba primero de Bachillerato, intentando acercarse a los amigos del adolescente violento. Lo que no sabía es que iba a acercarse más a su pasado y los demonios que lo atormentaban en su adolescencia...


 No suelo leer historias dramáticas de este tipo, pero después de tantas novelas de amor me apetecía leer algo diferente, y creo que este libro fue una muy buena elección.

Sin duda, una de las mejores cosas del libro es la forma en la que se encuentra narrada. El periodista consigue que 5 personas le relaten cómo vivieron esa semana anterior al crimen, por lo que tenemos ante nosotros distintos puntos de vista sobre la actitud de Marcos, además de conocer cómo es la vida de estos cinco personajes.

En el libro también se refleja lo peor - y lo mejor - de la temida adolescencia, de ese microcosmos que es el instituto, porque, ¿quién no ha sentido alguna vez que era un infierno? Yo acabo de terminar segundo de Bachillerato, y, si me dijeran que podría volver a vivirla diría: No, gracias. Conoces el día día de los jóvenes y sus temores: ¿Se dará cuenta el chico/la chica que me gusta de este HORRIBLE grano?, ¿Saldrá en el examen lo que no me sé?, ¿Soy gay?, ¿Le gustaré? y ese largo etcétera de cuestiones que te persiguen durante esos seis años.


También toca los temas actuales: como los peligros de la red, profesores a los que no les gusta su trabajo - siempre he pensado que deberían hacerles un test para saber si realmente les gusta su trabajo, porque los profes influyen mucho en la asignatura -, la manía de los padres de pensar que los profesores son los encargados de eneseñar educación y no formación a sus hijos, etc.


Me he visto sumergida de lleno en la historia, quería saber, como Santiago el periodista, porqué había Marcos hecho lo que había hecho y me ha parecido una idea muy original cómo ha tratado el tema. Se nota que el autor conoce a la juventud - lo de ¡Foto Tuenti! me mató -, aunque no sé si es algo que se hace en la Península, pero aquí en Canarias no se le abrevia al instituto como tuto, sino como insti, pero bueno, eso ha sido lo único que me ha chirriado del vocabulario juvenil.



También hace una  directa y dura crítica al sistema educativo actual que, seamos sinceros, apesta bastante y si no, leed al final de la reseña el fragmento que he elegido.

SPOILER

Creo que el hecho de que el protagonista, Marcos, fuese gay era algo que se olía un poco casi a la mitad de la investigación, aunque me ha parecido una buena idea, de todas formas.
Lo único que no me ha gustado nada de nada en la historia es ¡que acabara de ese manera! ¿Tanto rollo para no saber con exactitud lo que pasó allí? Yo NECESITO saber si fue el hermano menor el que realmente mató a Roberto y si finalmente Marcos iría a la cárcel por algo que él no hizo o si, en realidad, las cosas pasaron como se contó que ocurrieron.


FIN DEL SPOILER

Por todo lo anteriormente, le he bajado un poco de nota al libro, pero sin duda lo recomiendo, a mí me ha parecido una lectura muy interesante.



            El sistema funciona así, me temo. Se eligen los grupos de acuerdo con la antigüedad, así que los que tienen más experiencia se quedan con los alumnos disciplinados y tranquilos del A y, a veces, hasta del B. Mientras que el C, D y, cómo no, el terrible E - donde suelen aglutinarse los alumnos conflictivos  o con menos rendimiento - se quedan para los nuevos, para los interinos, para los recién llegados, para lo que todavía no están quemados, como dicen los de más experiencia. Argumentar que sus años de trabajo previo serían de gran ayuda en grupos conflictivos es inútil.

¡Agradecimientos a Espasa!

7 comentarios:

Leyna dijo...

Me gustó aunque habría alargado la historia unas páginas más =)

Un saludo ^^

Javi Cire dijo...

No me llama ni un poco la atención, la verdad :/ Ahora quiero leer otro tipo de cosas, y éste parece ser muy duro!

Aineric dijo...

Sí, yo también hubiera alargado un poco más. y Javi, no creo que sea mucho más duro de otros que has leído xD

Cris dijo...

Pues creo que ésta es la segunda reseña que leo de este libro (la primera creo que fue la de Leyna) y me llama la atención. Lo tendré en cuenta. :D

Shorby dijo...

No lo conocía, me lo apunto =)

Zoeybird dijo...

A ver el final se te pone en hipótesis para que tú elijas lo que quieres pensar de Marcos. Pero te puede decir de buena fuente (entrevisté al autor) que es como se dice. Simplemente se deja en el aire para que tú saques tus propias conclusiones.

Fernando García dijo...

A mí con una entrevista al autor, nos dijo que realmente tiene un final cerrado ( creo que es la hipótesis más larga).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

©Yo leo, yo comento plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

ARRIBA