lunes, 27 de diciembre de 2010

Roscas Japonesas II: El castillo ambulante

Bueno, ¿quién no ha oído, al menos, hablar de esta magnífica película? La historia, inspirada en el libro de Dyana Wynne Jones a mediados de los ochenta y adaptada por el famoso Estudio Ghilbi y dirigida por el excepcional Hayao Miyazaki, que llegó, cómo no, a ser nominada en los Oscar - creo recordar que lo ganó Los Increíbles -.

ハウルの動く城 - Hauru no Ugoku Shiro - El castillo ambulante

Sophie es una modosita y aburrida joven que trabaja en una tienda que se dedica a vender sombreros. Una noche, tras ser salvada de unos hombes por un joven rubio que sospecha es el famoso mago ladrón de corazones Howl, entra en la tienda una mujer que al ser echada educadamente por ella, le echa una maldición que la concede el aspecto de una vieja mujer.

Sabedora de que la única forma de romper el hechizo es con la ayuda del mago Howl, se adentra en los páramos en su busca. Una vez lo encuentra, todo podría haber terminado rápido si no fuera porque una de las maldiciones del hechizo es no poder decir a nadie en qué consiste dicho maleficio.

Junto a Howl, aprenderá a que nada es lo que parece, que la vida es mucho más que mirar la vida a través de una misma ventana y conocerá la amistad, y para qué engañaros, también el amor.



Recuerdo que la primera vez que vi esta joyita de animación e imaginación, no sabía demasiado de la historia, así que al principio el hecho de que la prota estuviera toda la película con el aspecto de una anciana no me emocionaba mucho, pero el fascinante Howl me mantuvo sentada y atenta a la pantalla.



Sophie es una muchacha un tanto sosa, conformista, con una baja autoestima hasta que la Bruja de los Páramos le hizo el favor de su vida, reflejó en su aspecto físico cómo se sentía por dentro nuestra protagonista: exactamente como una vieja. Gracias a ello y a la aventura que corre para volver a su aspecto original, somos testigos de la evolución en su carácter. Pasa de tener una actitud pasiva con su vida, a llevar las riendas en el mágico castillo y enseñarle al malcriado mago Howl a enfrentarse a sus miedos y a terminar con su maldición.


Howl, detrás de ese pulcro y brillante aspecto, esconde a un niño malcriado que necesita llamar siempre la atención para sentirse querido, pues, según él no disfrutó de su infancia debido a sus poderes y que a lo largo de la película madurará.


A parte de estos dos increíbles personajes, se encuentran Calcifer, el demonio del fuego que convierte el castillo ambulante en la maravillosa creación que es, el pequeño Marco, un joven aprendiz de mago que ayuda a Sophie a cuidar de la casa, sin olvidar al gracioso perro que les acompaña a donde vayan.

También cabe destacar la perfecta banda sonora de la película que envuelve la historia bajo un halo de magia aún mayor del que tiene por sí solo. En resumidas cuentas, una película ideal para conocer la espléndida forma de trabajar del aclamado director de animación Hayao Miyazaki, que aunque muchos no lo sepan, es el creador  junto con Isao Takahata de las clásicas series de nuestra infancia como Marco, Heidi e incluso La abeja Maya y disfrutar de verdadera creatividad. Sin duda, una de las mejores películas de animación que he tenido la suerte de disfrutar.





Por todo lo anteriormente dicho y porque es mi película favorita del Estudio Ghilbi, le entrego el mayor premio que le concedo a cualquier libro, película o serie que haya leído o visto. 100% Recomendado. Si has tenido la desgracia de no haberla visto áun, ¿qué estás haciendo que no lo vees ahora mismo?

Hace poco me leí una de sus secuelas - La casa de los mil pasillos-, donde puedes saber qué fue lo que pasó después de la película a nuestros queridos personajes. Si te quedaste con ganas de más, ¡no dudes en leértelo! Te llevarás una grata sorpresa.






Aquí les dejo la inconfundible melodía de esta extraordinaria película:



[Lo bueno comienza en el segundo 30 =]

6 comentarios:

Lans A. Volkóva dijo...

Es del señor Miyazaki, así que sí o sí, tenía que valer la pena. Tengo que verla *.*

Un abrazo ^^

Alexia dijo...

Si no te has leído el libro, te lo recomiendo muchísimo. No tiene que ver con la película. Solo al principio. ¡Y mola mucho más porque es más divertida y alocada!
También aconsejo seguir un orden de lectura. Es decir, leerse antes de La casa de los mil pasillos, El castillo en el aire para conocer a Morgan en todo su esplendor (aunque aparezca poquito es una auténtica monada).

La Biblioteca Encantada dijo...

¡No lo he visto! Ni he leído el libro. ¡Pero que sepas que por tu culpa estoy enganchadísimoa a Kaicho wa Maid-sama! Me he pegado un maratón entre ayer y hoy que ni te cuento, ya voy por el capítulo 17, jajajaja. Y eso que me cogí vacaciones para estudiar...


Lana.

Cris dijo...

Una de mis películas favoritas. Además la novela es preciosa también, te la recomiendo. :)

Damned dijo...

Una película PRECIOSA, como todas las de Ghilbi *___*

lolalt dijo...

Me encanta esta peliculaa!! ^^ de studio Ghibli como no jeje, tienen unas peliculas increibles =)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

©Yo leo, yo comento plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

ARRIBA